Detalles del programa

La estructura del programa

El programa se compone de diez capacitaciones que se llevan a cabo cada seis meses durante el transcurso de 5 años. Cómo empezar, qué duración tendrá cada capacitación, quién la dará y a dónde se llevará a cabo, dependerá de su presupuesto, su capacidad y de las iglesias con los que usted trabaja.

Métodos de capacitación

Originalmente, cada módulo fue escrito como una capacitación de tres a cuatro días. Sin embargo, el horario de la capacitación puede adaptarse para encajar en los diferentes contextos. Algunas de las adaptaciones más comunes incluyen llevar a cabo las capacitaciones:

  • Los domingos por la tarde después de la iglesia durante 5-6 semanas por cada módulo.
  • Una noche a la semana por 10 semanas por módulo.
  • n lugar del sermón del domingo (esto funciona mejor cuando se siembran iglesias en donde el sermón de por sí ya es altamente participativo).

Todo esto y más funcionan bien. Las dos claves son entrenar la mayor cantidad posible de personas en la iglesia y completar dos módulos al año con el tiempo suficiente entre ellos para ponerlo en práctica y aplicarlo.

getting started

Empezando

Empezando

Por lo general, comenzamos reuniendo a 20-40 pastores de un área y los capacitamos en el primer módulo. Tres a seis meses más tarde, regresamos para ver si aplicaron lo que aprendieron. Generalmente, hay pastores que lo han hecho extremadamente bien, mientras otros han hecho poco o ningún progreso y algunos otros simplemente no estaban interesados.

Seleccionamos a los facilitadores locales de entre aquellos pastores que han aplicado lo que han aprendido. Estos nuevos facilitadores locales luego se reúnen para revisar los materiales y se les capacita en habilidades básicas para su nuevo rol.

Los facilitadores locales pasan los próximos seis meses capacitando a las iglesias dentro de su área con respecto al Módulo 1. Durante ese tiempo, nos reunimos con ellos dos veces para la capacitación de desarrollo del personal. Estas son capacitaciones de 2-3 días y sirven para mejorar sus habilidades básicas y enseñarles cómo superar los obstáculos. También es una oportunidad de compartir testimonios e ideas que sirven de inspiración mutua.

Después de enseñar el Módulo 1, los facilitadores locales son capacitados en el Módulo 2, el cual lo dan a las mismas iglesias donde enseñaron el Módulo 1. El proceso continúa con los entrenamientos de desarrollo del personal cada 2-3 meses y nuevas capacitaciones a las iglesias cada seis meses. .

Regional coordinator selection

La selección de los facilitadores locales

La selección de los facilitadores locales

Los facilitadores más exitosos tienden a ser los que pertenecen al mismo grupo étnico y que viven a 20 kilómetros de aquellos que están entrenando.

Al seleccionar a los facilitadores locales consideramos las siguientes cualidades como esenciales:

  • Un sentido de llamado – La mayoría de nuestros facilitadores locales ven el TCT como una respuesta a sus oraciones.
  • Aprobación del líder denominacional del área –esto ayuda a asegurar su apoyo hacia el trabajo.
  • Respeto e influencia –Los facilitadores locales estarán enseñando lo que inicialmente pudiera ser visto como ideas radicales. Si se han ganado el respeto, más iglesias les permitirán entrenar y la gente estará más dispuesta a escuchar.
  • Habilidad para leer –Los facilitadores locales deben poder leer los materiales para poder capacitar.

El liderazgo

Por lo general, hay un Líder de Programa que supervisa el programa. Dependiendo del tamaño del programa, también tenemos entrenadores nacionales para ayudar a capacitar a los facilitadores locales. Para cada área geográfica, recomendamos que haya un coordinador de área a medio tiempo que pueda hacer seguimiento y apoyar a los facilitadores locales.

Fomentamos a que el liderazgo –los coordinadores de área, los capacitadores nacionales y líderes del programa –se reúnan una vez cada tres meses para resolver problemas y planificar para el siguiente trimestre.


La revista

La revista

La revista

La revista tiene como propósito:

  1. Repasar los principios clave del programa
  2. Compartir nuevas ideas
  3. Inspirar a las Iglesias con testimonios  

La revista se publica cuatro veces al año y se distribuye gratuitamente a todas las iglesias que participan.

La revista se mantiene simple y se imprime en blanco y negro para ser fácilmente fotocopiada y distribuida.

Hay el ejemplar de un número y artículos que se pueden reimprimir in la Sección de Miembros.

La filosofía en cuanto al financiamiento

La filosofía en cuanto al financiamiento

La filosofía en cuanto al financiamiento

Proporcionamos financiamiento mínimo para nuestros propios programas TCT Principios fundamentales.

Los gastos que cubrimos son: comidas sencillas durante las capacitaciones (las comidas se eliminan después del tercer entrenamiento), estipendios para los facilitadores locales (aunque se prefiere tener voluntarios), transporte para los facilitadores locales y los materiales del programa. También cubrimos todos los gastos de imprenta y de distribución de la revista.

NUNCA pagamos para que la gente asista, aun si significa que menos personas vayan a la capacitación. La asistencia pagada disminuye la participación, la dedicación y la dignidad de las personas.

Usted necesitará muy pocos activos. Normalmente imprimimos las ayudas visuales en una cartulina barata. No hay necesidad de proyectores, reproductores de DVD o écran para llevar a cabo el programa – de hecho éstos pueden obstaculizar el programa.

Habiendo considerado todos los gastos sobre el terreno, nuestros costos raramente han excedido los US$220 por iglesia al año (antes de nuestros gastos administrativos y los gastos de recaudación de fondos internacionales). En algunos casos, los costos bajan hasta US$10 por iglesia. Estaremos encantados de ayudarlo a encontrar soluciones creativas para que su programa se ajuste a su presupuesto.